miércoles, 20 de mayo de 2009

No me lo puedo creer

La Guardia Civil detuvo a un ecuatoriano que viajaba en su automóvil por Madrid junto a su mujer y otros miembros de su familia y que llevaba a dos de sus hijos, de 7 y 11 años, en el baúl del coche, en el que estuvieron durante 35 kilómetros.

Según informaron fuentes de la Guardia Civil, la detención se practicó ayer durante uno de los dispositivos de seguridad puestos en marcha con motivo del final de las vacaciones de Semana Santa.

El arrestado, de nacionalidad ecuatoriana, tiene 32 años y antecedentes por falsificación.

Al parecer, la familia provenía de la ciudad de Madrid y los padres habían introducido a los niños en el baúl porque faltaba lugar en el vehículo, lo que hace suponer que los menores viajaron encerrados durante más de 35 kilómetros.

Los hechos se descubrieron cuando una patrulla vio que el conductor de un coche que circulaba por el término municipal madrileño de Ciempozuelos reaccionó de manera extraña al ver a los agentes, que identificaron y registraron el vehículo.

En el interior viajaban cinco personas, miembros de la misma familia, y ni el conductor ni su esposa, que ocupaba el asiento del copiloto, llevaban puesto el cinturón de seguridad.

Además, la mujer llevaba en brazos a un perro, por lo que también se interpuso una denuncia debido al peligro que acarrearía en caso de accidente.

Según la Guardia Civil, ante el nerviosismo que mostraba el conductor, los agentes le obligaron a abrir el baúl, donde descubrieron a dos niños de 7 y 11 años, hijos del matrimonio, que estaban realizando ahí el viaje junto a diversos objetos y varias botellas de bebidas alcohólicas.

Los agentes redujeron al hombre, a quien se lo detuvo por un delito contra la seguridad del tráfico.

3 comentarios:

Anónimo dijo...

Igual no eran ni sus hijos.
Hay mucho sudamericano que viene a Europa y se piensa que vive en la selva todavía.

Alba dijo...

Impresionante. Me da igual que sean ecuatorianos, franceses o españoles. La cuestión es como tratan a sus hijos.

Saludos

Monica dijo...

Interesantisimo.No me lo puedo creer que la gente este tan volada.
Un saludito.